LA INSCRIPCIÓN DE TORREBAJA, (PUEBLO NUEVO DEL GUADIANA, BADAJOZ) ORIGINAL MODELO DE LA EPIGRAFIA CRISTIANA


Save this PDF as:
 WORD  PNG  TXT  JPG

Tamaño: px
Comenzar la demostración a partir de la página:

Download "LA INSCRIPCIÓN DE TORREBAJA, (PUEBLO NUEVO DEL GUADIANA, BADAJOZ) ORIGINAL MODELO DE LA EPIGRAFIA CRISTIANA"

Transcripción

1 Arte, sociedad, economía y religión durante el Bajo lni >erio y la Antigüedad Tardía. Antig. crist. (Murcia) VIH, 1991 LA INSCRIPCIÓN DE TORREBAJA, (PUEBLO NUEVO DEL GUADIANA, BADAJOZ) ORIGINAL MODELO DE LA EPIGRAFIA CRISTIANA SUMMARY José Luis Ramírez Saciaba Universidad de Cantabria The author analyses one tombstone discovered in the Visigoth cementery of Torrebaja in 1984 and now housed in the Museum of Badajoz. In the inscription (inventary number ) the text stands out for its originality in various aspects.: 1) the struture- the personal data is given in the heading followed by the vida terrena y eterna in the principal part of the text, and ends with a moraiizing epilogue. 2) The vocabulary and its signification, which belongs to the more cultivated and poetical Christian tradition. The chronology oscilates between the last third of the Fourth Century and the first half of the Fifth Century. The name of the deceased, Pascencio, stands out due to the fact that it is inedited in the Peninsula Ibérica up to this moment. * Agradecemos vivamente a JUAN GIL y ARMIN STYLOW las indicaciones que nos han servido para comprender mejor este epígrafe. A GUILLERMO KURTZ, Director del Museo de Badajoz, sus facilidades y paciencia para efectuar todas las revisiones que ha requerido la pieza. En Torrebaja, Pueblo Nuevo del Guadiana (Badajoz), ALONSO RUBIO MU ÑOZ, Comisionado en 1984 por el Museo de Badajoz, recogió en una necrópolis visigoda, prácticamente destruida, dos lápidas funerarias hoy depositadas en el MAP de Badajoz, donde las vi en 1990, foto de G.K.S. Una, con n- inv , es una pieza de mármol, de (104) x 55 x 6, fragmentada en su parte inferior por lo que no puede conocerse el final del texto. El campo epigráfico, limitado por un margen izquierdo de 7 cm de ancho, mide (104) X 48. Las letras miden 4,5 cm (v. 1) y 4 en el resto, excepto la "O" (2 cm.). Interpunción circular. 89

2 Su texto, precedido de un Chrismón, de cuyos pies interiores salen sendas palmas en sentido divergente, es el siguiente: Palma Crismon Palma Pasccntius ama tor dei cultorque fi delis ex hac luce migrav itannorumxxvlii 5 Protinus ut vocem au ribus percepit carmin a Cristi renuntiavit m undo ponpisque laben tibus eius feralemque 10 vitam temulentiaque po cula Bacchi sobrius ut animus specularetu r aetheria»regna«cum i n isto^certamine fortis 15 diniicaret'acleta placu+ t namque«deo'ut«eunta rciret'antctribunal da turus»ei»palmam»slolam adque«coronam«vos 20 qui-haec^legitis'adque spe delectamini vana + [.1+ite iustitiam-m+[-c.3~ [..lolite c[--l V. 21, Crux es la parte superior de un semicírculo orientado hacia la derecha, i.e. "P" vel "D". V. 22, La primera crux es la parte superior de una curva orientada hacia la izquierda, seguramente una "C" o "G". La segunda es la parte superior de un círculo, seguramente "O". Por los restos conservados y el número de letras perdido es probable que el texto continuara así: di is] cite iustítiam mo[rtelm, n] olite [ ], o d eli] gite iustitiam mo[rtelm c]olite. Es un texto bastante original en la epigrafía cristiana de la Península Ibrica por su estructura, simbologia y estilo. No se encuentran en el corpus de Vives las fórmulas y 90

3 expresiones más características y significativas de esta inscripción: amator dei cultorque, carmina Christi, vemintiare mundo pompisque, speculari aetheria regna, dimicare, daturus paimam, slolaní atque coronam"\ Asimismo va encabezado por un chrismón con los símbolos del apocalipsis (alfa y omega) más dos palmas, símbolo este último del que no hemos encontrado paralelos'-'. (1) VIVES J. ICERV, Barcelona Aunque existe el calificativo fidelis (y precisamente en Mérida, N" 21) no se aplica nunca a cultor. Tampoco amator (n" 314) se aplica a Dios. Migravit (n- 163) se documenta el 682 d.c. Es muy posterior a la fecha de nuestra inscripción. (2) No existe ninguno semejante en VIVES, o.c. en nota anterior, ni en GROSSI GONDI F., Trattato di epigrafia cristiana, latina e greca, del mondo occidentale, Roma, 1968, 63 ss. 91

4 I. ESTRUCTURA Su contenido se estructura así: a) Preámbulo identificador: datos personales de Pascentius. b) Núcleo principal: la vida, terrena y eterna, del personaje, distribuida en dos series paralelas: b.l) La terrena, introducida por una conjunción temporal (protinus ut) + oración principal (renuntiavit) -l- consecutiva-final (ut specularetur). b.2) La eterna, también introducida por conjunción temporal (cum) -f principal (placuit) -I- consecutiva-final (ut arci-ret). c) Epílogo moralizante. Evidentemente, no es el epitafio típico y simple. Se ha pensado en algo ejemplar, porque así lo fue la vida del difunto. Y para ello se ha seleccionado cuidadosamente el vocabulario y la simbologia. II. VOCABULARIO Y SIMBOLOGIA Su lectura hace resonar en nuestros oídos expresiones de la más pura tradición clásica y de cultos autores cristianos. Observemos los recursos poéticos: a) Sintagma nominal separado por conjunción o verbo: sobrius ut animus fortis dimicaret acleta spe delectamini vana b) Uso de nexos clásicos: Protinus ut, empleado, entre otros, por Cicerón. Namque tras placuit, expresión frecuente en Livio y los poetas'"". c) Términos arcaicos: arciret. Quizá fuera más adecuado pensar en un error del lapicida, ya que es un verbo verdaderamente excepcional incluso para cualquier autor latino'^'. Seguramente debería haber escrito asciret, verbo igualmente extraño por desusado, pero frecuente en el Pasionario y en el Oracional. El lapicida confundió las cursivas "r" y "s", cosa totalmente verosímil. (3) Como no es nuestra pretensión hacer un anlisis profundo de carácter estih'stico o sintáctico, nos limitamos a constatar los procedimientos estilísticos más generales, tal como pueden confirmarse en los diccionarios especializados. (4) Es sintomático que el Thesaurus Linguae Latinae únicamente haga esta referencia: PRISC. GRAMM, II, 35-6: arcesso dici a, "arcio" verbo, quod nunc "accio" dicimus, quod est ex "ad" et "ciò" compositum. Y, efectivamente, es un verbo que ni siquiera recogen ERNOUT-MEILLET en el Dictionaire etymoíogique de la langue latine, Paris 1979, v. "eleo". Anótese que incluso cieolcio y sus compuestos sólo se usaban como arcaísmos poéticos, ya poco utilizados a partir del s. I... d.c. Por eso resulta extraño que el autor de la inscripción tuviera conocimiento de una forma prácticamente inexistente, y por eso pensamos en un error del lapicida originado por la confusión de las cursivas "r" y "s". 92

5 d) Expresiones poéticas: Carmina Christi recuerda el Cumaei carminis virgiliano (Bucol. 4-4). La transferencia es clara: este iiltimo se refiere a la profecía de la Sibila, mientras en el texto que estudiamos carmen es "la promesa de Cristo", cuyo término cristiano más frecuente suele ser revé la li o'''. Temulentiaque pocula Bacchi recuerda la expresión pacida Bacchi, propia de Virgilio y Ovidio. No obstante hay que anotar un nuevo error: se ha pretendido escribir Icinulenta, pero en su alan por imitai' ios participios, el adjetivo se ha convertido en un falso participio"". Aetheria regna, expresión que también utiliza Virgilio, no se encuentra en el repertorio de Vives (existe calestia regna, que suele ser el adjetivo empleado por los cristianos)"'. Sin embargo tanto la simbologia como la terminología empleada pertenecen a la tradición cristiana más culta y poética. a) La metáfora del atleta, que tiene que ganar la competición para obtener el premio (= el reino celestial) es paulina. Es frecuente el término cerlameiilceriare (Ad Hebraeos, XII, 1- Ad Timotheum I-VI-12 y II-lV-7; y Ad Timotheum ILII-5) o su correspondiente griego agón (Ad Corinthios I-IX-25)''". Pero S. PABLO no emplea el término athleta, aunque sí, y abundantemente, "la carrera" como ejercicio típicamente suyo. Cf. Ad Philippenses, y 16; Ad Calatas II- 2 y V-7- Ad Corinthios I-IX-24 a 27 (parte de cuyo texto transcribimos por su interés): Nescitis giwd ii qui in stadio currunt, omnes quidem currunt, sed unus accipit hravium?. Si ciirrite ut comprehendatis. Omnis autern qui in agone contendit, ab omnibus se abstinet: et illi quidem ut corrupiihileni coronarti accipiant, nos autem. incorruplam. En tan breve texto están contenidos todos los elementos de nuestra inscripción: el atleta, su competición intachable y su premio inmarcesible. Y para todo eso, tiene que ser "sobrio" {omnibus se abstinet). b) La misma idea encontraremos en TERTULIANO, pero más desarrollada (Ad Martyras, 3). Superada la prueba, cuyos jueces son Dios y el Espíritu Santo, los premios serán "la corona de la eternidad, el reino de los cielos y la gloria por los siglos de los siglos". Para ello los "atletas" (TERTULIANO emplea expresamente el térmitio en 3-4), deben someterse a una "disciplina más estricta", de manera que "deben abstenerse de la lujuria, de alimentos demasiado apetitosos, de bebida placentera, deben reprimirse, mortificarse, cansarse con el ejercicio". Y transcribe (3-5) la frase del apóstol que ya hemos recogido antes (et illi ut coronam corruptibileni consequantur). (5) Entre los autores cristianos, y por tradición bíblica, carmen tuvo una significación profética. Cf en el Thesaurus Linguae Latinae, v. carmen, ZENO Wi,5'. proplicticum carmen. Pero era mucho más frecuente el término revelaüo. como puede compiobarse en este texto de S. Pablo, Ad Calatas 11,2: A.u'cncli autem secundum revelationem el contuli cum illis Evangelium quod praedico in genlibu.s. (6) Cf. VIRCILIO Aen. 3, 354: Aulai medio lihahant pocula Bacchi; OVIDIO Fast. 3, 301: plena odorali disponi! pocula Bacchi. Parece que nuestro autor ha sustituido el término "positivo" odorali por el "negativo" temulenti. Pero nuevamente yerra: debiera haber esci'ilo tcmulenti o temulenta, pero no lemulentia. (7) Vives, o.c, II (8) Una síntesis completa de la metáfora, con la referencia completa de los textos paulinos, puede verse en Enciclopedia de la Biblia, Barcelona, Ed. Garriga, 1963, Vol. 1, columnas , voz "atleta". 93

6 Dos matizaciones se imponen. Tertuliano se dirige expresamente a los mártires y emplea, además, la simbologia del miles dei. Sin embargo no alude a la palma ni a la stola''". c) Esta última simbologia se encuentra completa en PRUDENCIO. La coivna se menciona expresamente en Peristephanon 2, ; 5, 1-4. Unida a la presencia ante el trihuncd aparece en Peristephanon 5, , cuyo texto transcribimos porque parece inspirar al de nuestra inscripción: Htmc spoitte conscendit rogum vil' sanctus ore interrito ceu iam coronae conscius celsum tribunal scanderet La palma se cita de manera expresa en Peristephanon 2, 31-32; 7, Se une a la corona en Peristephanon 6, y en Cathemerinon 12, En este último se contrapone "la sencillez y humildad ante al altar del sacrificio frente al premio de que disfrutan después": Vos prima Christi grex inmolatorum aram ante ipsam palma et corona victima tener simplices luditis Esta imagen de "felicidad por el triunfo" se completa con el vestido adecuado: la estola, vestido propio de los ángeles. CL Peristephanon 5, 9-12: Nunc angelorum conlucis insigni particeps stola (9) Efectivamente el texto de TERTULIANO contiene toda la simbologia de la militia dei. Para mayor claridad lo transcribimos (Ad Martyras, 3): "Sit nunc, benedicti,career etiam Christianis molestus: vocali ad miliíiam sumus del vivi iam tune, cum in sacramenti verba respondemus. Nemo miles ad helium cum deliciis venil nec de cubiculo ad aciem procedi!, sed de papilionibus expeditis el subsiriclis, ubi omnis duritia et inbonltas et insuavilas constitit. Etiam in pace labore et incommodis bellum pati iam ediscunt in armis deambulando campum et decurrendo, fossaní moliendo, lesludinem densando. Sudore omnia constant, ne corpora cuque animi expavescant de umbra ad solem et a sole ad gelum, de tunica ad lorlcam, de silenlio ad clamorem, de quiete ad tumultum. Proinde vos, henedicti, quodcumque hoc durum est, ad exercitalionem virtutum animi et corporis deputale. Bonum agonem suhituri estis, in quo agonothetes deus vivus, xysiarches spirltus sanctus, corona aelernilatis brablum angelicae sub.stanliae, polilla in caelis, gloria in saecula saeculorum. Itaque epistales vesler Ctiristus Jesus, qui vos.spirilu unxit et ad tioc.scamna produxit, voluil vos ante diem agonls ad duriorem traclationem a liberiore condicione seponere, ut vires corroborarentur in vobis. Nempe e'nim et atitletae segreganlur ad strictiorem disciplinam, ut rohori aedificando vacenl, continentur a luxuria, a cihis laelioribus, a potu iucundiore, coguntur, cruciantur, fatiganlur; quantoqueplus in exercilationibus laboraverini, tanto plus de victoria.sperani". Son ideas tomadas de S. PABLO, Ad Efesios 6, 11-17, donde describe las "armas" del cristiano. En 6-13 se refiere a la "armadura": Propterea accipite armaluram Dei, ul positis resistere In die malo el in omnibus perfecli stare. En los versículos siguientes se detallan las diferentes imans,: lorica, calcei, scutum, tela, gatea, gladius. 94

7 c/iiarn testis indomahilis rivis cruoris la veras La estola, también citada en Peristephanon 6, , aparece unida a la "corona" en términos de radiante triunfo: confiere a sus portadores una "prestancia y fuerza" que contrasta con su "aparente imagen de pobres y débiles": Cf. Peristepahnon 2, : Non sordidati aut débiles sicut videntur interim sed purpurantibus stolis clari et coronis aureis Parece, por tanto, que el autor de esta inscripción tiene una sólida formación literaria. Conoce los autores clásicos y los cristianos. Ha utilizado los elementos más diversos para dejar un epitafio modélico por su contenido y por su forma. Parece, asimismo, que ha intentado una cierta versificación. El texto (en el que transcribimos temulenta, más correcto segiín se ha explicado) parece cjue responde al siguiente ritmo: Pascéntius amátor déi cultórque fidélis éx hac luce migrávit annórum ócto et vigínti. Prótinus ut vócem aúribus percepii carmina Cristi renúntiávit mtíndo ponpísque labéntibus éius ferálemque vítam témuléntaque pócula Bacchi. Cum in ísto certámine fórtis dímicáret acléta plácuit namque déo ut éum arcíret ante tribunal datúrus éi pálmam, stólam ádque corónam. Vos qui haec légitis ádcjue spé delectámini vana díscite iustítiam mó[rtem? njólite? [ ] El número de sílabas, que oscila entre 14 y 17 (con predominio del último número), y el ritmo de los dos últimos pies de cada verso {carmina Cristi, -bentihus eius, pocula Bacchi, ante tribunal, adque coronam, -tamini vana), parecen indicios de una versificación en hexámetros. Sin embargo no hay un solo verso cuantitativamente correcto. De ahí que hayamos propuesto un ritmo acentuativo por los siguientes motivos: - La ruina del sistema cuantitativo está ya consumada en los siglos IV y V, fechas a que corresponde la inscripción como veremos después. - La poesía latina acentuativa tiene su origen en la cuantitativa, y el hexámetro 95

8 virgiliano era el más empleado (casi de manera absoluta) en la epigrafía sepulcral cristiana'"". - Probablemente los versos 1, 5, 6 y 8 tienen anacrusis. Y, sin embargo, sorprenden ciertas incorrecciones ortográficas y sintácticas. Las ortográficas no son excesivamente graves y podrían ser explicables. 1) Se ha escrito incorrectamente Cristi (v.7) frente a Bacchi (v.ll) aetheria (v. 13) correctamente escrito. Podría pensarse que el nombre de Cristo, m;ís frecuente, se habría escrito en función de lo que habitualmcnte se pronunciaba, mientras que con los términos poéticos clásicos se habría sido más cuidadoso. En cualquier caso es chocante. 2) Ponpis en vez de pompis podría tener una explicación similar a la anterior. Sorprende, no obstante, la forma en que se ha grabado la "N", porque no es la forma habitual. Da la impresión de que se hubiera querido grabar otra letra, probablemente la "M". se ha cometido un error (vacilación?, descuido?) y se ha grabado una "N" atipica. 3) Adque por atque parece deberse a una inseguridad sobre su correcta forma. 4) Teivulenlia, que ya hemos comentado en nota 6. 5) Acleta, cuya explicación daremos infra, nota 15. Más dificultades ofrece la "posible" incorrección sintáctica que parece existir en el régimen del verbo renuntiavit. La expresión reitimtiavit mundo pompisque lahentihus eius es una expresión cristiana que da a renuntiare un valor intransitivo ("renunciar al mundo y a sus pereccdoras pompas"). Pero si esta interpretación es correcta no se comprende por qué se le une a continuación feralemque vi Iam lenmlentiaque pocula Bacchi en acusativo. Si se piensa que renuntiare es habitualmcnte transitivo podría entenderse que "anunció al mundo y a sus pompas" carmina Cristi feralemque vitam temulentiaque pocula Bacchi, con lo que la construcción sintáctica sería correcta. Pero esta explicación sintáctica es insostenible desde el punto de vista semántico. Tendría sentido "anunciarle al mundo todas esas cosas", pero no hacerlo "a sus perecederas pompas". Por otra parte, es lógico (y congruente con la tradición cristiana), "renunciar al mundo, a una vida placentera o finita y a los placeres de la liebida", tal como se manifiesta detalladamente en el texto de Tertuliano, transcrito en nota 9. Parece que el autor de nuestra inscripción ha traducido luxuria por mundo pcmh pisque, cihis laetiorihus por feralern vitam y potu pov pocula Bacchi. Solo así puede entenderse la consecutiva sobrius ut animus specularetur aetheria regna (consecuencia de un "ejercicio tan estricto"). Por consiguiente, propongo entender una incorrección sintáctica. Todo ello nos inclina a pensar que Pascentius (o quien mandara grabar la lápida) era un hombre de cierta cultura, pero que probablemente redactó el texto sin poder cotejarlo con sus fuentes de inspiración, y de ahí surgieron las inexactitudes que se pueden advertir. Otras incorrecciones se debieron a error del lapicida, como hemos razonado ya. Repárese, para iínalizar este punto, que el texto contiene todos los ingredientes (10) Cf. MAI^INER S., Inscripcioiies hispanas en verso, Barcelona-Madrid, l')52, pp ss; especialniciilepp. 144, , 167 y

9 propios de un mártir. Y, sin embargo, Pascéntius no lo l'ue. Fue un hombre que renunció a los placeres de este mundo, que cumplió con sus deberes de cristiano, pero en cuya vida no existe ningún indicio de que sufriera el martirio. Pero el que grabó su epitafio quiso darle una consideración similar: a sus ojos había merecido los premios reservados a los mártires. Y para ello hizo alarde de sus conocimientos y redactó un "florido" y completo texto. ili. CRONOLOGÍA 3.1. Caracteres internos - El tipo de chrismón (constantiniano) y su posición (encabezándolo y separado del texto) se difunde a partir del siglo IV d.c. No existen referencias (al menos en Híspanla) para el tipo de palmas"". - Las letras son capitales cuadradas, un tanto descuidadas, pero no excesivamente al tratarse de una lápida cristiana. Es característica la "A", cuya barra transversal unas veces tiene forina de ángulo agudo con el vértice hacia abajo, lo que se produce también a partir del siglo IV. El resto (excepto la "F", un tanto atipica"-', son tipos bastante clásicos y claramente distintos délos típicamente visigóticos Caracteres externos - La influencia de Prudencio nos sitúa a finales del IV o comienzos del V d.c. - No contiene la expresión / ÜOTM/M.V dei ni probablemente había referencia a la "era hispánica", lo que indica un horizonte cronológico anterior al 450 d.c."". - Ciertas expresiones y términos se emplean y empiezan a difundir por estas mismas fechas, p.e.: Amator cultorquc son los sustantivos que se aplican a Furius Dyonisius Filocalus, en época de S. Dámaso ( )""'. Migravit de ha luce se documenta el 397 d.c. (Diehl, 2777) y después el 481 (CIL V, 4117) y el 493 (ICR, 901 ) aclcta, escrito exactamente igual, se halla ei 370 d.c. en CIL VI, Además de otras coincidencias con nuestra inscripción, parece que la "6" griega se transcribía vulgarmente por la "C" latina. La transcripción por "th" era propia de autores literarios, (p.e. Tertuliano)'"'. Del análisis de los dos tipos de caracteres parece claro que estamos en un período (11) Cf. VIVKS, o.c, p. 0; Grossi Gondi, o.c, (12) GROS,SI GONDI, o.c, La "F" de nuestra inscripción no corresponde a ninguna de las variantes gráficas que él recoge. La más próxiina es la n" 3. (13) VIVES, o.c, p. 16. El texto podría concluir con la referencia expresa al año de la "era", siendo la rotura la que nos priva de un dato tan valioso. No obstante, dada la estructura del epígrafe es bastante posible que ésta no existiera. (14) GROSSI GONDI, o.c, p. 13. (15) La inscripción es el mejor ejemplo pagano en el que se inspira la metáfora paulina. Su texto dice: "Filunienum./DDD. et principe.'; n. Valentiicinl Valen.s et Gratianus.semper AuíigIFilumenum in ornici aclhetico ceritamine UIJ Oriente acl Occidenlcm usq/victorem pctinnaclio lucta Pnmcatil cestilm.sq. id 91

10 que podría oscilar entre el último tercio del siglo IV y la primera mitad del V d.c. La misma impresión producen los rasgos filológicos ya analizados (continuidad de la tradición clásica en epitafios cristianos y sustitución del sistema cuantitativo por el acentuativo). IV. ONOMASTICA Debemos observar, para terminar, que el nombre es inédito hasta el momento en la Península Ibérica. En realidad es un nombre poco frecuente en el mundo romano. Existe en la provincia de Africa, tal vez fruto de las relaciones Hispania-Africa, pero preferimos dejar la constatación a la consideración del lector'"". V. TRADUCCIÓN Nuestra traducción se basa en la interpretación que hemos razonado a propósito de renuntiavit. Además, hay un término cuyo contenido no estamos seguros de saber interpretar: nos referimos a feralern. Si se relaciona con feralis-e, habría que entender "vida funesta, fatal"; si lo es con feralis-e (derivado de fera) sería "propio de bestias". Hechas estas matizaciones, proponemos la traducción siguiente: "Pascencio, amante de Dios y fiel devoto, abandonó este mundo a la edad de 28 años. Apenas percibió en sus oidos la voz, es decir, la promesa de Cristo, renunció al mundo y sus perecederas pompas, a una vida propia de bestias (o funesta) y a las embriagadoras copas de Baco, de modo que su espíritu continente (sereno) pudiera contemplar el reino celestial. Como en este combate luchó como un valiente atleta, fue la voluntad de Dios llamarlo ante su tribunal para darle la palma, la estola y la corona. Vosotros, que estáis leyendo esto y os satisfacéis con una esperanza vana, aprended en qué consiste la justicia...". í'.v/ pygme locatione stalluac in acieturum curia aelcrnitaltis gloria dignum e.^se imlicarunllquod omne.t Áystici gratantes acceperunl sen. pariler simulqlpr. ingenti fabore prosecutus est". Al margen de los errores, que no hay que comentar aquí, se observan los ingredientes fundamentales: certamen athletieum, curia alliletarum, gloria. Y, sobre todo, interesa resaltar la grafía de la palabra acleta que coincide con la de nuestra inscripción. Antes se ha escrito acihetico, indicio de la inseguridad que produce una palabra extranjera. Pero, en cualquier caso la "9" griega se ha transcrito en ambos casos por "C" latina. Parece que para un latino la "9" sonaba como "C" (indicio de la palatalización de la gutural sorda). Pero esto se documenta en Roma y en I^usitania. O bien nuestro autor pronunciaba igual que los romanos o está influido por ellos. Lo fundamental es que "acleta" (escrito así), que hubiera podido parecer extraño, era una forma bastante común. No debe explicaise como falta oi'tográfica. (16) Cf. para PASCENTIUS L. ENNABLI, Les inscriptions funeraires chretiennes de la hasilique dite de Sainte Monique a Carthage, Paris, 197,'), p. 85; también I. KA.IANTO, Onomastic Studies in the early Christian Inscriptions of Rome and Cartilage, Helsinki, 1963, p

Sitemap