Instituto de Ciencias Teológicas


Save this PDF as:
 WORD  PNG  TXT  JPG

Tamaño: px
Comenzar la demostración a partir de la página:

Download "Instituto de Ciencias Teológicas"

Transcripción

1 DOCTRINAS BASICAS I Programa de la Materia Módulo La Creación, Naturaleza del Hombre. 1.2 Predestinación, Libre Albedrío, Pecado. 1.3 Reconciliación, Salvación. Módulo Fe, Vida Eterna. 2.2 Bautismo, Nueva Vida. 2.3 Alma Cuerpo y Espíritu. Módulo Lucha Espiritual, Carne y Espíritu. 3.2 Poder de la Palabra, Oración. 3.3 Discipulado, Iglesia. Módulo Mesías, Sacrificio. 4.2 Predicación, Crecimiento Espiritual. 4.3 Santidad, Dominio Propio.

2 MÓDULO IV 4.3 Dominio Propio. Que significa Existen en las Escrituras varios términos que refieren al Dominio Propio, una de ellas es el término griego Egkrateia que significa auto control, en cuanto a tener sujetos los deseos y las pasiones (2 Pedro 1:6) y el otro es Sophronismos también es una palabra griega, la cual significa disciplinado, moderado, controlado y prudente. Aunque se utilizan diferentes términos según sea en el Nuevo o Antiguo Testamento el significado es el mismo, éste hace referencia a una persona que puede controlarse a sí misma, que puede forjar su carácter de tal manera que no sea él mismo esclavo de los deseos, pasiones, necesidades o de lo que sienta su corazón en un momento determinado, sino que los principios de Dios y su razonamiento deben prevalecer a la hora de tomar decisiones y de actuar. Está clase de personas toman sus decisiones no pensando en lo que quiero hacer sino en lo que debo hacer. Porque es importante El Dominio Propio es sin dudas uno de los aspectos más importantes a la hora de caminar en la fe, ya que no importa cuanto sepamos de la Palabra de Dios, que cargo, o cuanta experiencia tengamos, si no podemos decir que no al pecado o si no sabemos controlarnos a nosotros mismos estamos perdidos, porque un día salvaremos al mundo y al otro día estaremos entregados a los vicios o a cualquier otro pecado.

3 Recordemos grandes casos de la Biblia, Moisés el gran salvador del pueblo de Egipto, perdería el control y mataría a un egipcio, esto le trajo como consecuencia el huir a Madián y vivir allí más de cuarenta años, es decir la obra de Dios se retrasó todos estos años y miles siguieron sufriendo a raíz de no tener dominio propio para no cometer ese error. Entonces miró a todas partes, y viendo que no parecía nadie, mató al egipcio y lo escondió en la arena. Al día siguiente salió y vio a dos hebreos que reñían; entonces dijo al que maltrataba al otro: Por qué golpeas a tu prójimo? Y él respondió: Quién te ha puesto a ti por príncipe y juez sobre nosotros? Piensas matarme como mataste al egipcio? Entonces Moisés tuvo miedo, y dijo: Ciertamente esto ha sido descubierto. Éxodo 2: El tener dominio propio nos ayudará a sacar provecho de todas las bendiciones que Dios preparó para nuestras vidas, evitará que cometamos errores de carácter y nos fortalecerá para no ceder ante los deseos carnales. Gran parte de la desobediencia del hombre no está dada por no querer hacer la voluntad de Dios, tampoco es consecuencia de no entender lo planes del Señor y su obrar, sino más bien es la falta de dominio propio la que nos lleva a cometer los grandes errores, aún cuando somos conscientes que no debemos hacerlo. Porque sabemos que la ley es espiritual; mas yo soy carnal, vendido al pecado. Porque lo que hago, no lo entiendo; pues no hago lo que quiero, sino lo que aborrezco, eso hago. Y si lo que no quiero, esto hago, apruebo que la ley es buena. Romanos 7: Como se obtiene

4 El dominio propio es una cualidad que viene con el hombre desde su nacimiento, esto es lo que nos diferencia del reino animal, es pues el ser humano la única especie que puede voluntariamente negarse a realizar cualquier acción (pecado o falta) con tal de obtener un beneficio aún mayor o para enaltecer valores buenos en lo que hemos sido enseñados, como la justicia, el amor, la misericordia, la solidaridad, etc., aún cuando el hecho o acción que fuese a realizar le sea muy placentero y agradable. Tengamos en cuenta que si el ser humano no tuviese dominio propio desde su nacimiento (o sea está en el carácter del hombre), en un ataque de enojo podría matar a su propia familia o incluso su propia vida, y aunque esto a veces ocurre no es algo generalizado, por lo cual el dominio propio es un rasgo muy importante y que nos define como especie. Sin embargo el pecado y el darle rienda suelta a los malos deseos hizo que a lo largo de la historia la humanidad fuese teniendo menos fuerza de voluntad para poder ejercitar esa cualidad del carácter que es el auto control o dominio propio. Por lo cual Dios nos provee nuevas fuerzas a través de su Espíritu Santo y nos concede nuevamente el don del dominio propio, es decir un regalo de Dios para fortalecer esa área debilitada. Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio. 2 Timoteo 1:7.

5 Además de ser una característica innata del hombre (lo tiene desde su nacimiento, es parte de su naturaleza), el dominio propio se recibe como regalo (don) de Dios a través del Espíritu Santo y además se puede adquirir por medio de la práctica, el ejercicio y la búsqueda (fruto), esto se logra por medio de conductas que nosotros mismos nos esforzamos en hacer cada día y así poder cambiar esa debilidad de no poder controlarnos en fortaleza y auto control. Vosotros también, poniendo toda diligencia por esto mismo, añadid a vuestra fe virtud; a la virtud, conocimiento; al conocimiento, dominio propio; al dominio propio, paciencia; a la paciencia, piedad; a la piedad, afecto fraternal; y al afecto fraternal, amor. 2 Pedro 1:5-7. Algunas prácticas como el ayuno han sido de mucha utilidad a la hora de volver a tener dominio propio, claro que sin obediencia no hay negación (a lo que deseamos) y sin negación no hay dominio propio. Consecuencias de no tenerlo El no tener dominio propio o ser débil en está área nos condenará a ser creyentes cambiantes, tibios o incluso derrotados y fracasados, porque sin importar cuantas bendiciones estemos disfrutando en cuanto estemos bajo tentación caeremos fácilmente, porque no tendremos la capacidad de decir que NO a nosotros mismos y cometeremos el error aún sabiendo que esto nos traerá un daño muy grande. Existen muchas prácticas que no son malas si no las hacemos en exceso, por ejemplo: la comida, el ocio, el placer, etc. y para no caer en cualquiera de estos excesos necesitamos tener auto control, por lo cual sin dominio propio es imposible

6 caminar no sólo como creyente sino en esta vida, porque nos meteremos en problemas a cada instante. El saber dominar nuestra lengua, dice la Escritura, es uno de los secretos de la bendición celestial, pero para ello necesitamos dominio propio, caso contrario seremos esclavos de los impulsos o deseos al igual que los animales con sus instintos y nos encontraremos rebajados de categoría, siendo los seres superiores de la creación terminaremos actuando como simples animales salvajes. Si alguno se cree religioso entre vosotros, y no refrena su lengua, sino que engaña su corazón, la religión del tal es vana. Santiago 1:26. Recordemos el dominio propio es fundamental y es útil para: 1. Obedecer a Dios 2. Mantener Comunión con los Hermanos 3. Mantener relaciones amistosas 4. Integrarnos Socialmente 5. No practicar el pecado 6. Ser buenos obreros 7. La unidad familiar 8. Cuidar nuestro cuerpo 9. Cuidar nuestra mente 10.Capacitarnos Intelectualmente 11.Superarnos en todos los aspectos 12.entre otros

Sitemap